De paellas y payasos

Hay anuncios que recordamos de nuestra niñez que cuando nos vienen a la memoria nos retrotraen a esa feliz, feliz época. Por ejempla, el anuncio de busco a JACKS. ¿Quién no hubiera querido ser ese tal JACS? o mejor, el mono de cuero con el que se vestía la pedazo de cerda del anuncio. La cosa es que si los volvemos a ver se pierde la magia porque en nuestra memoria todo es mucho mejor. Como los capítulo de Mcgiver, que en mi mente eran como la capilla sixtina de la televisión y cuando cuatro la repuso vomité heces.


El payaso de Micolor que siempre salia desteñido se hartó de vivir triste.

¿A qué cojones viene esta chapa de mierda? Pues viene a que, no se por qué cojones, los de fairy y los de micolor han vuelto ha hacerlo. La eterna paella gigante de Villariba y los payasos descoloridos de pene flácido. ¿no tienen nuevas ideas? ¿acaso el presidente de micolor es un payaso de una familia de payasos que no deja de dar trabajo a sus primos payasos? El director general de Fairy nació en Villariba y se alimentaba básicamente de paellas gigantes en las que echaban los cadáveres del pueblo por aquello del reciclaje?

No se me ocurre razón alguna para tener que recuperar esos anuncios de los que, con total seguridad, se han grabado millones de versiones.

UNA IDEA para los publicistas con cagadas en vez de cerebros: el próximo anuncio podría ir de un pueblo en el que hacen paellas con payasos muertos y las giñadas resultantes las limpian con micolor.

1 Comentarios llenos de IRA:

whosayNI dijo...

¿Cómo que recuperar? Los de Micolor no han dejado de hacer ese anuncio nunca, y nunca lo harán.

Y yo soy de Villarriba, así que menos meterte con mi pueblo o te echo de Internet ¿Ok?

Publicar un comentario

Deja que la IRA escriba por ti...