A mi me daban 450

En estos tiempos en los que el mundo, y sobre todo Norte América, no tiene un enemigo claro, se nos da la oportunidad de que cualquiera seamos el nuevo Hitler, Ho Chi Min o Sadam.

Está claro. Desde que las noticias de la guerra de Irak se incrustran en los informativos entre noticias de heroicos perricos y peluches/niñera de última generación, la cosa se ha tranquilizado a este lado del Mississippi. Cuando vimos en el DEC las imágenes de la ejecución de Sadam respiramos mucho más tranquilos. Al fin y al cabo, ese señor de barbas y con pinta de haber dormido 3 meses a 30 centímetros de donde cagaba dejaba de ser una amenaza.

Y ahora, ¿qué? ¿Quién es el nuevo rey del mal mundial?
¿Kim Jong-Il? Sí, seguro que nos asusta con sus tupés y sus enfermedades cancerosas.
¿Ahmadineyad? Dicen que posee el ejército con más dromedarios bomba del mundo.

¿Veis? No hay nadie. Ya nisiquiera pueden quejarse de fidel Castro desde que viste de Adidas y camina bailando el robot.

Cojonudo pues. Es nuestro momento. VUESTRO momento. Podéis ser el nuevo terror que haga parir a las embarazadas estadounidenses con solo echaros un pedo. Algunos pensaréis que no es tan fácil. Pero es mucho más sencillo de lo que en un primer momento pueda parecer. Pongamos como ejemplo a una persona X que se decide a dar el paso para ser el nuevo villano del mundo libre. Esa persona X se va a llamar Rutiger.

Rutiger está en calzoncillos en su cuarto sin saber cómo empezar. No tiene uranio. No tiene armas. No tiene tanques. Lo único que tiene es una escopeta vieja de su abuelo. Algo es algo Rutiger, pero sin un ejercito de por lo menos 500.000 hombres y mujeres no acojonas a nadie. ¿De dónde puede sacar Rutiger a su ejército? Fácil. La respuesta lleva delante nuestro toda nuestra vida. Es más, nos han alimentado con el elemento que dará a Rutiger más poder del que tenían Hitler, Sadam y de Rody Aragón juntos. Ese elemento se llama "Petit Suisse".

Danone: creando gigantes desde 1956.


Sí señores y señoras. El infame producto que nos daban de niños para crecer puede ser el aliado perfecto del futuro dictador mundial hoy conocido como Rutiger. Es una cuestión de aritmética sencilla y se me ocurrió recientemente viendo el anuncio de Petit Suisse y su eslogan de "a mi me daban 2". Se puede resumir en una sencilla regla de tres:

Va por usted Stephen Hawking


Así pues, si con dos Petisuisses al día nuestras madres crearon hijos de 1 metro 80 centímetros, nuestro ficticio Rutiger no tiene más que alquilar unos hangares, hacerse socio mayoritario de Danone, matar a Danonino (nos gustaba más el nombre de Petit Suisse mierda de publicistas) e ir secuestrando niños y alimentándolos única y exclusivamente con Petisuisses. 450 al día para ser exactos. Bueno, quizás unos menos porque de ese modo, surgirían adolescentes de 40 kilómetros y claro, queremos un dictador nuevo, pero no que una cagada de de un niño de 40 kilómetros de alto asole Madrid.

De modo que, la semilla ya está plantada. ¿Quién sera el valiente que la riegue y se convierta en un villano millonario? Puedes ser tú si te lo propones. Piénsalo.

2 Comentarios llenos de IRA:

JoePerkins dijo...

Jajaja, ¿hay algo más gracioso que las ecuaciones en manos de un patán amatemático como tú? Sí: la idea de un dromedario explosivo. Y es fácil, le vacías la joroba de agua con bilis o lo que sea que tengan en la joroba y la rellenas con nitroglicerina, le dejas que corra por las dunas y BAM. Pendiente de patente.

whosayNI dijo...

Su técnica matemática me confunde y me enfurece pero si comiendo plástico puedo convertirme en un super-villano allá voy.

Publicar un comentario

Deja que la IRA escriba por ti...