Pegamento cárnico, tan horrible como parece

¿Llevas desde niño queriendo crear un fantabuloso híbrido mágico uniendo una oca y un gato? ¿Gatoca? ¿Ocato? Si la respuesta es sí, alégrate, deja de lado el hilo y la aguja que le robaste a tu tía Tula y presta atención.

Resulta que desde hace más de 15 años, en EEUU y en Holanda usan una enzima que une proteínas. Resumiendo: une productos cárnicos de animales, y a los propios animales.Vieiras, cerdos, perros, berberechos, jirafas, vacas, caracoles... y por supuesto, humanos. Nadie ni nada resiste la potente atracción que esta enzima ejerce en sus proteínas, que quedan pagadas como si usáramos SuperGlu, sin las incómodas abrasiones y el olor/sabor raro. Todo son ventajas amigos.

La aplicación inicial de esta monstruosa enzima es la de unir alimentos para la gastronomía. ¿Quién no ha soñado alguna vez con comer un pulpo que, en vez de tentáculos, tenga cabezas de pájaros? Personalmente, es mi sueño culinario.

Pero claro, esto es de cara al público, porque una enzima que haga esto no se va a quedar detrás de los fogones eternamente. Piénsalo bien, tenemos una cosa que es capaz de unir carne. ¿Cuánto tiempo tardaremos en ver uniones monstruosas en pos de la superioridad táctica en la guerra del siglo XXI? Imagínate un supersoldado compuesto por 20 supersoldados que, si por sí solos ya son mortales, unidos a sus otros 19 compañeros son imparables. Serían capaces de destruir una ciudad como Jaén en 13 minutos. Y si uno de ellos es abatido, lo despegan a lametazos y pegan a otro. Así de fácil. Así de mortal.

Pero las combinaciones mortales no acaban ahí. Si a estos 20 megasoldados, se les une además un tiburón blanco y unos chipirones -por ejemplo-, el resultado sería un supersoldado que además de matar, dejaría ciego a tintazos y se comería los cadáveres. Práctico, rápido, limpio y ecológico. De nuevo, solo hay ventajas.

Estoy deseando que vendan esta enzima en el supermercado. Seguro que si me pego unas lombrices a los dedos puedo escribir una entrada como esta en 14 segundos. JA.

1 Comentarios llenos de IRA:

JoePerkins dijo...

El ser humano evoluciona, supera su fase fisionadora y entra de lleno en la fusionadora, inaugurada con, no sé, algún experimento de acelerar partículas e imanes. O mejor, acelerar imanes. Imanes tan acelerados que se atraen a sí mismos.

Resumiendo, que esto del pegaenzimas lo bautizo como la motosierra inversa y que deberíamos adelantarnos y crear YA a un psicópata que en lugar de desmembrar adolescentes los polimiembra hasta la muerte.

Publicar un comentario

Deja que la IRA escriba por ti...